Kuchen de Frambuesa

El Kuchen de Frambuesa es un postre tradicional de origen alemán que se ha popularizado en muchos países, especialmente en América Latina. La receta original se elabora con una base de masa quebrada, relleno de mermelada o compota de frambuesa y cubierto con una capa de crumble de avena.

El Kuchen de Frambuesa es un postre delicioso y fácil de hacer que es perfecto para compartir con amigos y familiares en cualquier ocasión. Además, es una buena opción para aquellos que buscan algo dulce pero no demasiado pesado, ya que tiene una cantidad moderada de calorías. La dificultad de la preparación es media, por lo que es importante seguir cuidadosamente los pasos para obtener un resultado óptimo.

¿Como preparar Kuchen de Frambuesa?

Para preparar un delicioso Kuchen de Frambuesa, lo primero que se debe hacer es preparar la masa quebrada. Para ello, se mezcla harina, mantequilla fría cortada en cubos, azúcar y una pizca de sal en un procesador de alimentos. Se mezcla hasta que se formen pequeñas migas, luego se agrega agua fría poco a poco hasta que se forme una bola de masa. Se envuelve en papel film y se deja enfriar en el refrigerador durante 30 minutos.

Mientras tanto, se prepara el relleno de frambuesa, que consiste en cocinar las frambuesas con azúcar y un poco de jugo de limón hasta obtener una compota espesa. Se deja enfriar mientras se prepara la capa de crumble, que se hace mezclando avena, harina, mantequilla fría y azúcar.

Una vez que la masa ha reposado, se estira y se coloca en un molde para tartas previamente engrasado y enharinado. Se agrega la compota de frambuesa y se cubre con el crumble de avena. Se hornea en el horno precalentado durante unos 35-40 minutos o hasta que esté dorado.

Información Nutricional:

Categoría: Postre

Cocina: Alemana

Preparación: 20 minutos

Cocción: 50-60 minutos

Raciones: 12

Calorías: 360 por porción aproximadamente

Dificultad: media

Pasos para preparar Kuchen de Frambuesa

Ingredientes:

  • 2 tazas de harina de trigo
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal, ablandada
  • 3/4 taza de azúcar granulada
  • 2 huevos grandes
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 1/4 taza de leche entera
  • 2 tazas de frambuesas frescas (o congeladas)
  • 1/4 taza de azúcar morena
  • 1/4 taza de harina de almendra
  • 1/4 taza de mantequilla sin sal, derretida
  • 1 cucharadita de canela molida

Preparación del Kuchen de Frambuesa:

  1. Precalentar el horno a 350°F (175°C) y engrasar un molde para tarta de 9 pulgadas (23 cm) con mantequilla.
  2. En un tazón mediano, mezclar la harina de trigo, el polvo de hornear y la sal. Reservar.
  3. En otro tazón grande, batir la mantequilla ablandada y el azúcar granulada con una batidora eléctrica hasta que la mezcla esté suave y esponjosa, aproximadamente 2-3 minutos.
  4. Agregar los huevos uno a uno, batiendo bien después de cada adición. Añadir la vainilla y batir hasta que esté completamente combinada.
  5. Agregar la mezcla de harina y la leche a la mezcla de mantequilla en tres partes, comenzando y terminando con la mezcla de harina. Batir bien después de cada adición hasta que la masa esté suave.
  6. Verter la masa en el molde para tarta preparado y esparcir uniformemente. Colocar las frambuesas sobre la masa en una sola capa.
  7. En un tazón mediano, mezclar el azúcar morena, la harina de almendra, la mantequilla derretida y la canela molida. Mezclar con un tenedor hasta que la mezcla se parezca a la arena mojada.
  8. Espolvorear la mezcla de azúcar morena sobre las frambuesas de manera uniforme.
  9. Hornear el kuchen durante 45-50 minutos, o hasta que el kuchen esté dorado y un palillo insertado en el centro salga limpio.
  10. Retirar el kuchen del horno y dejar enfriar en el molde durante 10-15 minutos. Luego, transferir el kuchen a una rejilla de alambre y dejar enfriar completamente.

Servir el kuchen de frambuesa con una bola de helado de vainilla o nata montada, si se desea. ¡Disfrútalo!

Puedes ver más recetas de postres aquí: ▷POSTRES

Kuchen de Frambuesa

Tips Para preparar Kuchen de Frambuesa

  • Usa ingredientes frescos: Asegúrate de usar frambuesas frescas y en su punto de madurez, esto hará que el sabor sea más intenso y delicioso.
  • Usa una base firme: Es importante que la base de tu kuchen sea firme y no se desmorone. Para esto, te recomendamos que mezcles bien la mantequilla y la harina hasta obtener una masa uniforme.
  • Precalentar el horno: Antes de colocar el kuchen en el horno, asegúrate de que esté bien caliente, esto ayudará a que el kuchen se cocine de manera uniforme.
  • Hornea en el nivel medio del horno: Para que el kuchen se cocine de manera uniforme, colócalo en el nivel medio del horno.
  • No abrir el horno durante la cocción: Evita abrir el horno durante la cocción del kuchen, ya que esto puede hacer que el kuchen no suba adecuadamente o se quede crudo en el centro.
  • Dejar enfriar antes de cortar: Una vez que hayas sacado el kuchen del horno, déjalo enfriar completamente antes de cortarlo en porciones, esto ayudará a que las porciones queden bien definidas y no se desmoronen.

Los orígenes del Kuchen de Frambuesa:

El Kuchen es un pastel típico de la gastronomía alemana que fue introducido en Chile por los colonos alemanes en el siglo XIX. La palabra «kuchen» significa pastel en alemán y se refiere a una variedad de pasteles de frutas y cremas que son comunes en la repostería alemana.

El Kuchen de Frambuesa en particular, es una variante que se popularizó en Chile, donde se cultiva esta fruta de forma abundante. Se cree que la receta se originó en el sur de Chile, en la región de Los Lagos, donde la frambuesa es una fruta común en los huertos y jardines.

El Kuchen de Frambuesa se ha convertido en un postre icónico de la gastronomía chilena y se encuentra comúnmente en las panaderías y pastelerías del país, siendo una deliciosa opción para disfrutar en cualquier época del año.

Deja un comentario